Comportamiento financiero y registro de gastos.

Formación hábitos y aprendizaje financiero desde el punto de vista de la neuropsicología.

🧠Conócete a ti mismo

El punto más importante para tomar las riendas de nuestra vida financiera es conocer los recursos con los que contamos y analizar la manera en que los utilizamos. Conocer cuánto dinero nos queda al final de mes para ahorrar es el primer paso para comenzar a planear inversiones y construir nuestro patrimonio.

En mi opinión, para lograr el autoconocimiento financiero solo hay una manera: crear un sistema disciplinado de registro de gastos. Puede sonar aburrido, pero hay muchas maneras de hacerlo; desde el papel y la pluma hasta las tablas de Excel y aplicaciones en el celular. A mi parecer, el sistema de registro que elijamos debe ser aquel que nos cueste el menor esfuerzo pues solo de esta manera podremos hacerlo un hábito.

Nuestra perspectiva de consumo personal será tan completa – o incompleta – como la información que pongamos en este registro, así que vale la pena tomarse un tiempo para conocer las alternativas que existen y ser honestos con nuestras preferencias para elegir uno.

Con esta actividad podremos hacer todos los siguientes pasos importantes en la planeación de nuestra independencia financiera:

  • El registro constante nos permitirá hacer análisis periódicos de nuestras finanzas
  • Planeación de presupuestos basados en nuestros hábitos de consumo actuales
  • El registro constante nos permitirá hacer análisis periódicos de nuestras finanzas
  • Planeación de presupuestos basados en nuestros hábitos de consumo actuales
  • Optimizar nuestros hábitos de consumo al ver gastos que deben ser disminuídos
  • Optimizar nuestro ahorro
  • Comenzar un plan de inversión a futuro

📝 Registra todo diariamente y haz de los gastos un acto consciente.

El registro de nuestras salidas a comer, pagos de servicios o gastos relacionados al entretenimiento es vital para nuestro proceso de aprendizaje. Este acto no solo da luz al hoyo negro en el fondo de nuestros bolsillos, sino que nos da la oportunidad de hacer de cada uno de nuestros gastos un acto consciente. Debemos tener en cuenta que una parte de nuestro consumo ocurre por impulsos emocionales y no por deseos conscientes de cubrir una necesidad.

En mi caso, un gasto desencadenado por ansiedad es la compra de comida chatarra. Para mí, un chocolate o unas papas son cosas que compro tras un día de estrés o en los días de preparación de una presentación importante. Alrededor de esos eventos, noto que tengo un elevado gasto relacionados a mi estado emocional. Este tipo de gastos es omnipresente en las personas y para muchos, esto puede ser comer fuera de casa, adornos para la casa, ropa o cosméticos.


Al traer las compras impulsivas al terreno de la consciencia, podemos comenzar a apreciar la magnitud de este tipo de consumo a largo plazo durante el análisis mensual o anual de nuestro registro.


🤯 Reconocer gastos inconscientes es el primer paso para comenzar a controlarlos

Al finalizar mis primeros 6 meses de registro de gastos, noté que mi consumo de comida chatarra había disminuido significativamente (-50%) después del segundo mes de implementación. Este cambio se ha mantenido muy por debajo de los niveles previos hasta el día de hoy (más de 10 años después). Esto dio un empuje a mi ahorro al disminuir gastos innecesarios y definitivamente me ayudó a dejar de comer basura.

Al aprender de esos gastos que escapaban a mi razón, comencé a hacer estrategias para dedicarlos a ahorro y posteriormente a inversión.

Mi sistema inicial fue un cuaderno y registro semanal de las compras que había realizado. Sin embargo terminé botándolo pues me pareció inconveniente juntar notas de compra todos los días y anotarlos a mano en mi cuaderno. Después me decidí por hacer un registro en el celular, pues lo cargo a todas partes y de vez en cuando hago pausas para ver mensajes de texto, correos electrónicos o memes. Los segundos que me toma registrar esos gatos no representaron un aumento significativo del uso de mi celular en lo absoluto.

El hecho de tener el hábito de registro me hizo pensar mucho más en mi consumo y he notado que me he hecho más racional acerca de gastos absurdos que en realidad no necesito hacer.

🔮 La ilusión del entendimiento

En los años previos al registro de mis gastos, siempre tuve la impresión que tenía una administración excelente; «me administro mucho mejor algunos de mis conocidos» – pensaba. Creía que administrar mi salario o beca lo suficiente para pagar la renta, mi comida y dos o tres salidas en el mes eran algo sobresaliente, pero en realidad era el sesgo de mi propia experiencia. Al comenzar a hablar con otras personas acerca de sus finanzas, ví que compañeros y amigos hacían con los mismos ingresos maravillas, como mantener a un hijo o apoyar a sus padres además de cubrir sus propios gastos. En realidad yo no estaba haciendo gran cosa, no tenía compromisos familiares y tampoco estaba ahorrando. Sin embargo, mi conciencia estaba construyendo historias acerca de las cosas que estaba haciendo y “cuán buenas eran” pero esto solo servía para hacerme creer que tenía razón.

El cerebro humano tiende a funcionar de esa manera, pensando que nuestra manera de ser y de actuar es la (única) correcta. En realidad, el cerebro humano rara vez funciona usando datos para la toma de decisiones o para la evaluación de una situación. En palabras del divulgador científico Will Storr:

«Los cerebros no son máquinas de procesamiento lógico, en realidad son procesadores de historia»  

– The science of storytelling, Will Storr –

Al comenzar a escuchar las historias de amigos y familiares y aprender cómo hacían su administración, me dí cuenta que no la estaba haciendo de manera correcta y que mucho menos era la mejor.

Existe un fenómeno descrito en psicología del comportamiento y estudiado por el psicólogo ganador al premio Nobel en Economía Daniel Kahneman llamado: «la ilusión de entendimiento». Esta es una cualidad presente en todas las personas y nos hace tener la ilusión de que estamos en control de nuestra situación a través de la construcción de historias simples que nos permiten encontrar asociaciones de causa y efecto en todas partes. Esto puede tener consecuencias terribles para nosotros (y los que nos rodean) en temas que no son comunicados abiertamente, pues la única experiencia que conocemos es la propia, y por lo tanto, pensamos que es la única y la correcta.

La ilusión de entendimiento sucede sobre todo en temas de los cuales poseemos información incompleta, dándonos la sensación de tener información suficiente y llevándonos inmediatamente a formar conclusiones (prejuicios). Esta tarea se da en un área del cerebro dedicada a formar historias, llamada “red neuronal por defecto”(default-mode network, DMN), que actualmente se cree es el sitio donde se alberga nuestra identidad y se ha asociado al concepto previo del “ego”.

Esta zona del cerebro localizada en la zona superficial, cercana a línea media del cerebro en las regiones frontal(anterior) y parietal(lateral) tiene la tarea de ser “la voz interna” en nuestra cabeza y hace constantemente auto-referencias hace juicios rápidos acerca de nuestra interacción con otros. Esta zona se encarga entre otras cosas de tratar de adivinar lo que otros piensan y saben (teoría de la mente), hacer conclusiones acerca de las emociones de los otros, del razonamiento moral y la evaluación de situaciones sociales, así como nuestro lugar en ellas. Además, se encarga de la elaboración, comprensión y entendimiento de historias, con énfasis en relaciones simples de causa y efecto.

Desafortunadamente, esta red neuronal actúa con una gran rapidez y forma juicios inmediatos y perdurables. En los casos en los que contamos con poca información o información incorrecta, esta hará una narrativa de todos modos y nos hará creer que tenemos una explicación del tema en cuestión, incluso nos hará sentir que tenemos la razón.

Una situación común en la que esta red entra en acción ocurre en la lectura de noticias en redes sociales, en las que contamos con una breve colección de datos como un título o unas cuántas líneas de texto y nuestro cerebro adopta esta información como propia. Al ser cuestionados, incluso aparentamos estar bien informados acerca de un tema político o económico. Este proceso ocurre en segundos y si no se amplía la información disponible en ese tema, formaremos una narrativa (u opinión) que será fija y usualmente perdurable.

Si tienes dudas acerca del funcionamiento de esta red, habla con alguien que lea frecuentemente los títulos de publicaciones en twitter o Facebook y pregúntale acerca de un tema que sea popular en ese momento. La mayor parte del tiempo esas personas mostrarán seguridad acerca de ese tema a pesar de conocer solamente algunos datos al respecto y al ser interrogados un poco más a fondo, no podrán contribuir más que el contenido de unas cuántas líneas de texto.

Por ese motivo, no podemos confiar nuestras decisiones financieras únicamente a nuestra maquinaria rápida de juicios, debemos de “pensar lento” e involucrar a nuestra maquinaria de pensamiento lógico. Para esto, nutrir nuestro juicio con la mayor cantidad de información disponible y tratar de que esta sea de la mejor calidad posible. Además, es necesario que cuestionemos constantemente la solidez de esta información y pensar siempre en alternativas para hacer una mejor colección de datos.

La calidad de la información de nuestro registro de gastos será proporcional que la calidad del análisis que podamos hacer con ella.

📱Aplicaciones de registro

Existe una gran cantidad de aplicaciones en el celular para registro de gastos. Yo uso la aplicación llamada “Andromoney” desde el 2016 (está disponible para iOS y Android) y la puedo recomendar, pero existe un sinfín de programas para este propósito. Cualquiera de ellas está bien, siempre y cuando sean simples y rápidas de usar.

Esta aplicación me permite registrar cosas con un botón en el menú principal del celular y me toma alrededor de 20 segundos seleccionar un monto, una cuenta e incluso agregar notas a cada compra. Esto es sumamente útil pues ha facilitado la compilación de gastos que puedo deducir de impuestos en mi declaración anual ó recolectar pagos de préstamos para regalos q en la oficina, pues anoto quién esta involucrado en esa compra.

Este hábito me ha ayudado a pagar siempre préstamos que me hacen mis amigos al salir a comer y evitar fricciones innecesarias por mis descuidos.  También me ha permitido darme cuenta que solo un par de mis compañeros son los que siempre se “olvidan” de pagar sus deudas. A ellos, les he recomendado también llevar un registro de gastos, aunque sin gran éxito hasta la fecha.

Sin importar qué herramienta de registro uses, elige aquella que te resulte visualmente atractiva, que haga la actividad de registro lo más parecido a un juego y disminuya el esfuerzo de registrar gastos lo más posible.


🤓Recomendación: información mínima de registro

  • Haz una lista de todas tus cuentas. Por ejemplo: efectivo, cuenta de banco, tarjeta de crédito y cuenta de inversión.
  • Clasifica los gastos en categorías. Por ejemplo: gastos corrientes, hogar, herramientas de trabajo, salud, etc. Yo registro alcohol y tabaco en un apartado separado pues este consumo además de perjudicar mi economía también compromete mi salud y quiero hacer estos gastos especialmente conscientes.
  • Utiliza el menor número de categorías posibles. Haz el registro simple y relevante para ti. Yo me deshice de las sugerencias de la aplicación y aprendí en un par de semanas cómo me era más interesante registrarlos. Esto facilitó mi proceso de autoconocimiento.

🏁Conclusiones

Más allá del análisis estadístico, el registro de gastos es un hábito de autoconocimiento y nuestra primera herramienta para lograr cambios en nuestro estado financiero.

Sin importar si usas una tabla de Excel, una aplicación en el celular o un registro manual en el papel, el registro de gastos es el primer paso para sanear nuestra economía. Esto nos abre la puerta para hacer consciente la manera en la que invertimos o tiramos el dinero y nos permite analizar qué hacemos con él dinero.

Beneficios del sistema de registro

  • Nos ayuda a saber en qué estamos gastando nuestro dinero cada mes
  • Nos permite tener una noción de qué aspectos gastos están consumen la mayor parte de nuestros ingresos.
  • Nos da las bases para generar un presupuesto, pues conocemos a detalle cuánto gastamos en la casa, en comida o en servicios.
  • Al analizar nuestro registro, podemos comenzar a valorar qué gastos vale la pena recortar.
  • Y el beneficio más importante: nos permite hacer de cada compra un proceso consciente.

Al no tener una noción de nuestros gastos, permitimos que éstos se den de manera inconsciente. En unos cuantos días, las compras inconscientes pueden consumir una porción insospechada de nuestro salario, algo que mucha gente llama “gastos hormiga”. A mi no me gusta ese nombre pues implica que esos gastos son pequeños, y no lo son ¿Conoces a alguien que puede gastar hasta el 10% de sus ingresos mensuales en una salida el fin de semana?

Ten en mente que cada una de las habilidades se puede optimizar en el futuro y que no es un proceso lineal, así que sé paciente e incorpora lentamente este nuevo hábito en tu vida. Yo comencé a hacer mi registro diario una vez que salí de la casa de mis papás a los 17 años y aún 14 años después, encuentro maneras de hacer mi registro más fácil y optimizar el análisis de mis gastos.

📚Referencias:

Toma de decisiones conscientes en finanzas:

Pensar rápido, pensar despacio, Daniel Kahneman. Premio Nobel de economía en 2002, por su trabajo en la psicología de las decisiones conscientes y el proceso de toma de decisiones en ambientes de incertidumbre.

Enlace al libro:

https://www.amazon.com/Pensar-ru00e1pido-pensar-despacio-Spanish-ebook/dp/B008BPHBTO

Más sobre Daniel Kahneman:

https://www.nobelprize.org/prizes/economic-sciences/2002/kahneman/facts/

Aplicaciones de registro de gastos:

https://www.infobae.com/america/tecno/2019/02/15/5-aplicaciones-para-controlar-tus-gastos-desde-el-celular/

Mi recomendación es Andromoney pues la uso desde hace unos 6 años. La verdad, me daría mucha pereza cambiar todo mi sistema a algo más y esta tiene lo suficiente para obtener la información que yo necesito.

¡Les mando un abrazo y espero que estén muy bien! :B

Una respuesta a «Comportamiento financiero y registro de gastos.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: